Al comprar una casa o departamento por medio de una hipoteca no solo debes de contemplar dentro de los gastos iniciales el enganche, existe una serie de gastos adicionales inherentes al crédito hipotecario tales como los gastos notariales que no corresponden únicamente a los honorarios, abarcan varios conceptos que vamos a enumerar más adelante.  

Los gastos

  • Comisión por apertura de crédito. Es el primer desembolso que tienes al contratar un crédito hipotecario. Su monto depende de cada institución financiera y producto, varía entre el 0% y 3% del monto del crédito otorgado.
  • Avalúo bancario. La institución financiera solicita que se realice un avalúo para determinar el valor comercial del inmueble y así definir el monto del préstamo. El costo del avalúo suele variar entre 2.5 y 3.5 al millar del valor de la propiedad. Es decir, si el banco cobra 2.5 millar y tu propiedad vale $1,000,000; el avalúo cuesta $2,500.
  • Investigación de crédito o estudio socioeconómico. Antes de otorgarte un financiamiento para la compra de tu vivienda, el banco se asegura que cuentes con un buen historial crediticio y tengas la capacidad de sustentar el pago de las mensualidades. Tiene un costo promedio de 750 pesos.
  • Gastos notariales. Como mencionado anteriormente, tendemos a pensar que los gastos notariales solo cubren los honorarios. Sin embargo, incluyen diversos elementos tales como:
Derechos. Los llamados derechos engloban de igual manera varios conceptos tales como el certificado de libertad de gravamen garantizando que el inmueble no está hipotecado y la inscripción al Registro Público de la Propiedad y Comercio (RPPC) para legitimarte como dueño de la propiedad. Es posible que el notario pregunte por otras autorizaciones y permisos especiales.
Impuestos sobre Adquisición de Inmuebles (ISAI). El monto depende de cada entidad federativa; es un porcentaje sobre el monto que resulte más elevado entre el valor catastral, de avalúo o de adquisición.

Gastos. Correspondiendo a la generación de nuevas escrituras.

Honorarios. Cada entidad federativa establece el arancel de honorarios y dependen del valor de la vivienda.

Los gastos notariales suelen corresponder al 8% del valor del inmueble.

  • Impuesto Sobre la Renta. Al adquirir un inmueble por debajo de su valor catastral o de avaluó.

Es importante que consideres todos estos gastos antes de solicitar un crédito hipotecario y los tengas contemplados dentro de tus ahorros. Recordamos que el crédito hipotecario más barato no es forzosamente el crédito con la tasa de interés más baja. La mejor hipoteca es la que se adapta a tu situación y necesidades.