Ahora que estás pensando en contratar un crédito hipotecario para adquirir una casa, departamento o un terreno, o para construir, remodelar o pagar otro crédito, es importante que conozcas a detalle tanto tus derechos y obligaciones como los derechos y obligaciones de la institución que te otorgará el crédito hipotecario.

En esta ocasión, platicaremos de los derechos y obligaciones que adquiere un banco o una institución financiera cuando te otorga un crédito hipotecario. Pero ojo, estos derechos y obligaciones no te eximen de cumplir con las tuyas, ambas partes, quien otorga el crédito y quien lo contrata tienen que cumplir con sus obligaciones y pueden hacer valer sus derechos.

Las responsabilidades de la empresa que te otorgó el crédito hipotecario no terminan en el momento que te da el dinero ni cuando tú usas los recursos para lo que lo solicitaste, sino que sobreviven durante toda la vida del crédito y se encuentran plasmadas en el contrato de financiamiento que firmarás al momento de formalizar el crédito.

Cada institución financiera lanza productos con condiciones y términos propios. Tus derechos y obligaciones así como los de la institución financiera, varían según el tipo y el destino del crédito. En esta entrada del Blog, como ya quedamos, platicaremos de los derechos y obligaciones de quien te otorgue el crédito.

Los principales derechos del banco o de la institución financiera.

  • Recibir los pagos puntualmente. La institución financiera que te presta el crédito tiene el derecho de recibir puntualmente el pago correspondiente a las mensualidades del crédito que te otorgó. Además tiene el derecho de recibir el pago de penalizaciones o cuotas moratorias que pudieran generarse si te atrasas en el pago de tu crédito y, en caso de que así se estipule en tu crédito, a cobrar penalizaciones por prepago.
  • Que se respete el contrato. Al igual que tú, el banco o institución financiera tiene el derecho de que se respeten cabalmente los términos y características del crédito conforme a lo establecido en el contrato. Por esto es imprescindible que los conozcas y tengas a la mano tu contrato mientras tu crédito esté vigente.
  • Tomar posesión del inmueble de clientes morosos. Así como tú tienes el derecho de habitar y disfrutar la vivienda mientras te encuentres al corriente en tus pagos, el banco tiene el derecho a proceder legalemente a tomar la posesión del inmueble dejado en garantía en caso de que incumplas con un cierto número de pagos mensuales establecidas en el contrato de financiamiento.

Las principales obligaciones del banco o institución financiera

  • Contratar seguros a nombre del acreditado. Quien te otorga el crédito tiene el derecho, si así lo establecen las condiciones del crédito que adquieres, de contratar a tu nombre los seguros de vida, daños y desempleo, en su caso, especificados en tu contrato y asociados a tu crédito. En este caso el banco o institución financiera será el beneficiario de los seguros mientras no hayas concluido de pagar el crédito, a menos que se indique de otra forma.
  • Pagar al dueño o desarrollador de la casa. Cuando así lo establezca el contrato, el banco o institución financiera tendrá el derecho de pagar directamente al desarrollador o propietario de la vivienda con el dinero que se obtiene por el crédito hipotecario, quedándote a ti el compromiso de pagar al banco este dinero puntualmente cada mes.
  • Cumplir el contrato.Cumplir cabalmente con lo estipulado en el contrato de financiamiento que firme contigo.
  • Entregar estados de cuenta puntualmente.El banco tiene la obligación de generar y enviarte mensualmente estados de cuenta que cumplan con toda la legislación vigente.
  • Recibir pagos anticipados. Ojo, es posible que el crédito que estés contratando contemple penalizaciones por pagos anticipados, por eso es muy importante que te asesores con un experto. Si bien el banco está obligado a recibir el pago anticipado, es muy importante que te asegures de que no existen penalizaciones por pagos anticipados antes de realizarlos para evitarte una sorpresa y un disgusto.
  • Registrar el contrato de adhesión ante CONDUSEF. Las instituciones financieras, como los bancos, tienen la obligación de registrar ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) los contratos que utilizan con sus clientes. Asegúrate de que el contrato que estés firmando se encuentre registrado ante la CONDUSEF.
  • Proporcionarte una copia del contrato que firmaste.Asegúrate de que el contrato se encuentre completo y con todos los anexos que correspondan.